Saltar al contenido

sibila: las 5 adivinas antiguas

las brujas
La sibila, según la antigua tradición de los Delfos,  la persona que necesitaba hacer una consulta, tenía que ingresar al oráculo sagrado para adivinar el futuro. Después de hacer este paso venia los más difícil, que era aplicar la conocida formula “conócete a ti mismo”.
las brujas
Otros de los pasos necesarios para que su futuro fuera adivinado de manera correcta, era  proceder a entrar a una gruta con poca iluminación, en ese lugar  el consultante debía hacer su pregunta.  Igualmente, dicha pregunta era respondida por una mujer con la voz  normalmente era quebrada,  según la tradición se le llamaba pitonisa o sibila. En algunos textos antiguos, la palabra sibila  proviene de un personaje de la mitología griega y romana.
De igual forma, se decía que la mujer que fuera considerada como una sibila o adivina, tenía que tener poderes para adivinar el futuro y dar profecías (en algunos casos adivinaban el tarot gratis). Asimismo, se pensaba que   los poderes eran otorgados por el dios Apolo.
Igualmente, se decía que Apolo  seleccionaba muy bien a las mujeres que  les pensaba otorgar los dones. Hoy en día no se les llama sibilas, sino que los nombran como adivinos o adivinas.

Las  adivinas más famosas de la historia

Las más reconocidas y famosas sibilas o adivinas de la historia tuvieron la particularidad de destacar por sus grandes predicciones que marcaron un hito en el mundo. Una de estas predicciones fue  la del nacimiento de cristo, el cual fue profetizado por una legendaria adivina.
Igualmente, eran reconocidas por su sabiduría, y por  los dones de la adivinación y de la visión,  que les permitían ver el futuro  y anticiparse a él. Según textos de la cultura griega, se  llamaban estos dones como “pensamiento divino” debido a que en esa cultura se pensaba que solo los dioses eran los que podían ver el futuro.

la sibila eritrea

la sibila eritrea

La sibila eritrea fue   una mujer que se destacó por pertenecer al mundo de las sacerdotisas, además  contaba con el don de la profecía. Esta adivina nació en Eritras,  al oeste de la península de Anatolia, sus padres se llamaban  Berosus y  Erimanta.
La adivina eritrea aparece en la obra Instituciones divinas que  fue hecha por Lantancio,  quién se basó en su diseño con fuentes como el Varón  y Apolo doro de Eritrea. En la obra se afirma que la  sibila fue la que predijo la destrucción de troya en  la denominada guerra de troya, lo que  permitió que se convirtiera en una de las mejores adivinas de la historia.
de igual forma,  predijo que el Poeta Homero haría un poema en honor a esa guerra de troya ,  además,que en ese poema habría muchas falsedades  que buscaban distorsionar la verdad, una de  ellas fue  cuando Homero nombro al denominado caballo de troya.
Asimismo,  se dice que perteneció al grupo de las únicas sibilas que aunque nació en Babilonia, adoptó el nombre de  eritrea. Por otra parte, se piensa que el famoso libro fue  muy aceptado y valorado por la sutileza con la que fue escrito, y por las predicciones que hacia allí la sibila de eritrea, muchas de esas predicciones se cumplieron a lo largo del tiempo.

La sibila pérsica

la sibila persica

La sibila pérsica, también fue conocida como la sibila babilónica. Siendo reconocida en varias regiones, debido a sus acertadas predicciones. De igual forma, fue también  una sacerdotisa  profética que tuvo el honor de preceder el oráculo del dios Apolo, este gran prestigio lo ganó gracias a sus grandes poderes como adivina, y a sus acertadas predicciones a lo largo de su vida.  
La palabra “sibyl”, pertenece al latín, y la palabra griega  “antigua sibulla” significa  ” profetisa”.  En el mundo antiguo existieron mucha sibilas que fueron reconocidas por sus grandes predicciones. Sin embargo la denominada sibila pérsica, llevó a cabo reconocidas predicciones como  lo fueron  las de las hazañas de  Alejandro Magno,  siendo resaltada esta predicción en la obra que el escritor Nicanor hizo sobre Alejandro Magno.
Igualmente, se piensa que esta sibila tuvo al menos 3 nombres,  los cuales fueron: sambethe, Helrea y Sabbe.  El  nombre de sambethe se asoció en algunos momentos de la historia con la familia de personaje bíblico Noe.
Asimismo, la sibila pérsica se inmortalizo mediante una pintura que fue hecha por el artista Guercino, quién  destacó una pintura en particular, que al día de hoy  se encuentra en el museo capitolino de roma.

La sibila de libia

la sibila de libia

La sacerdotisa y profeta  llamada popularmente como la sibila libia, resaltó tras asumir el mando del denominado  oráculo del dios Zeus Amon  en el grandioso oasis  Siwa,  en el extenso desierto  de Libia. Tras existir gran cantidad de adivinas en el mundo antiguo, la sibila también fue una de las que destacó, debido a sus predicciones precisas que hizo sobre grandes eventos a nivel del mundo.  Entre sus famosas predicciones, destaca la siguiente “llegará el día en el que todo lo que está oculto  será revelado”.
Según algunos mitos de la cultura griega, se pensaba que esta adivina era una de las hijas del dios Zeus,  por ende la reina de Libia. El escritor Eurìpides,  habla sobre la sibila de libia  en su obra “lamia”, en dicha obra se menciona que  ella fue la primera mujer que se le permitió cantar en los oráculos.
La sibila  de libia fue oriunda de   Samos, lugar en donde paso gran parte de su vida,  tras el pasar de los años, la legendaria adivina logró descubrir todos los dones que tenía, además, aprendió a utilizarlos de manera correcta.
Después, se lanzó a practicar el arte de la adivinación con sus primeras  predicciones a algunos ciudadanos antiguos de Libia, tras su buen trabajo, su nombre se fue popularizando a tal punto que se le siguió llamando la sibila de libia. Asimismo, al parecer sus dones los sigue utilizando desde el más allá, como prueba existe el testimonio del   poeta  Serapiòn, quién  afirma que la sibila de libia sigue profetizando aun después de muerta.

La sibila de cumas

la sibila de cumas

En la mitología griega, la sibila de cumas pertenecía a la ciudad de Jonia, Pero tenía la particularidad de ser mitad mujer y mitad ninfa, debido a que su padre era un hombre llamado Teodoro, y su madre era una ninfa. Por otra parte,  se cree que gracias a que  su madre era una ninfa, ella fue dada a luz en  un pequeño bosque còrico,  lugar donde fue encontrada por su padre, quién la recogió y le permitió que viviera con él  en su hogar.
La sibila nació con varios poderes, entre ellos el don de predecir el futuro,  pero tenía la particularidad que en cada predicción que hacía,  daba los resultados en forma de versos.
En el mundo antiguo, la sibila de cumas tuvo tanto prestigio que estaba entre las 10 adivinas más importantes de todos los tiempos, gracias a sus grandes poderes que hacían que fuera exacta en sus predicciones. Asimismo, la  sibila también fue conocida por otros nombres como  la Deìfoba,  nombre que significa “deidad”.
Otro de sus grandes logros, fue que el dios Apolo le prometió  que le pensaba cumplir un deseo como recompensa por su aporte a la humanidad, tras conocer  de la promesa de Apolo, la sibila toma entre sus manos un poco de arena, pidiéndole al dios como deseo que ella quería vivir tantos años como la cantidad de partículas de arena había lanzado al aire.
Lo único que no tuvo en cuenta la sibila fue que debió pedir eterna juventud para poder vivir  de mejor manera todos esos años que le habían concedido, por lo que envejecía normalmente. Como compensación por el deseo que le fue otorgado, ella decide mirar el tarot gratis a todo aquel  que necesitará un cambio en su vida.

La sibila Délfica

La sibila délfica es uno de los frescos del pintor renacentista Miguel Ángel,   quién la retrató  en la capilla Sixtina  en la ciudad del vaticano durante el año  1509, siendo esta imagen una de las escogidas por el vaticano para que formaran parte del mural de los profetas del antiguo testamento,  representando las  sibilas malignas del mundo antiguo.
En este retrato, se ve a la sibila délfica sentada junto a otras sibilas y profetas que se encuentran al lado de un misterioso trono de mármol,  donde hay figuras de pequeños  amorcillos completamente desnudos. Igualmente, la figura tiene su cuerpo completamente inclinado hacia la izquierda,   debido a que en ese lado tenía entre sus manos un escrito donde se encontraban varias de sus mayores predicciones.
Asimismo,  se ve que gira su cabeza hacía el sentido contrario, dando la señal que se encontraba sorprendida porque se haría realidad la profecía de que cristo vendría al mundo. Sus túnicas también toman relevancia debido a que representaban la sabiduría que caracterizaba a la denominada sibila délfica.
También te puede interesar

¡Comparte este contenido!

0Shares
0 0 0

Entradas relacionadas

0 0 0